Las Rutas Nocturnas

Ya es un hecho que alejarme de las movidas faranduleras de la ciudad ha sido lo mejor que me ha pasado.

Justamente, uno va dandose cuenta del grado de diferencia. Antes moria por ir a una ruta, o a algun local a embriagarme con los panas y salir mega sonriente en las fotos porque pensaba que solo asi podia divertirme y darle sentido al tedio. Pero luego, AHORA mejor dicho, piso alguno de esos eventos y el choque de edades me perturba montones.

Las conversaciones (las buenas conversaciones) son escasas, el resto entonces termina por ser un bombardeo de chismes sobre gente con la que alguna vez hubo un vinculo social o sentimental y es como que “…ok, para serte sincera no me interesa, no hay nada más importante que decir?”

las mujeres, podria compararlas con las gallinas de mi abuela. Una tiene que ser mas arrecha que la otra, mas tatuada, o mas esbelta, o mas curvilinea, o con el cabello mas largo, o el de mas colores, o con el short mas corto, o las medias a los Sailor Moon (xD), la mata del animal print y los colores neon, los lentes mas hipsters, los mas peluos de conseguir por amazon, y alguna franela de Las Tortugas Ninja Adolecentes cuando no sabian si quiera que la Rata karateca se llama Splinter… vainas asi que ok, es el boom pero… no se, no se. No me veo en ese combo de Mc Fucking Media.

Los hombres son otro asunto (me atrevo a decir que aun peor) es una discoteca aun mas grande en la que podrian cuadrar “culitos pubertos” fumar ganja y medirse los tuneles -_- Ahora todos son letrados, cultos, artistas, fotografos, chef, alabados freelanceros y con un gusto exquisito en musica y vestimenta. La misma camisa a cuadros, con los mismos converse y los mismos cortes a lo Ricki Hall :( chivas por doquier, bigotes (ups) perdon, mostachos y mas mostachos y tatuajes de NAMASTE,  vive y deja vivir, corazones sangrantes que dicen viva la vida y vainas super mariconisimas porque “es parte de su estilo mistico de la vida” -_-

Estar hasta tarde en la calle sin tener donde sentarte, ese poco de mamertos hablando de politica y consumiendo salvajemente sus zippos y contando los colores de sus Dr. Martins, ese poco de culos  femeninos ahogados por los shorts a la cintura que les pinchan la pepa del culo y les moja las pantaletas (en caso de que las lleven puestas). Porque son demasiado los 90s y no saben nada de Salvados por la Campana T_T.

Se miden los triunfos “te graduaste? te casaste? ya pariste? vives donde mismo? estas con el mismo carajo? sigue en la misma jodedera? estas mas gordita-repuesta-vieja-diferente-perdida en el mapa” y yo ….bueno…. supongo que era mas divertido cuando tenia 17 años y pensaba en lo actualmente llamado YOLO universal.

Ahora es “para que fumas nicotina si te moriras de cancer? fuma mariguana que eso es mejor, es mas sano, es “natural” y no te mata”…….

Alguno de esos dioses que veneran por ahi debe existir, uno de esos que son benevolos y vaina, porque no ando armada, y no siento ganas de asesinar a nadie desde mis 20 años.

La vieja prematura…

maybe

Pero es eso, o explotar contra mi juicio y voluntad, las cotufas de mi vida en esos sitios con esa gente y con este sueño que tengo ahora por tanto trabajar.

Salgo de acá, me tomo unos buenos tragos bien cargados, hablar de finanzas, futuro y negocios. Dildos, ropita, emprender, decorar, cocinar y preparar nuevos cocteles. Y regreso a la comodidad de mi hogar. Thanks that God porque el dios en el que creen aqui no es el de Gaza, y porque no soy otra de las que se revienta la cabeza en el colectivo de las Bicimamis, y porque no estoy aguantandome el monte ajeno de un poco de malbañados en la plaza de los museos escuchando su falso amor a la cultura y su desprecio indefinido por la realidad.

Lo que el amor les hace a los poetas _Ezequiel Zaidenwerg

no es trágico: es atroz. Les sobreviene
una luctuosa ruina a los poetas que el amor captura,
sin importar su orientación o identidad
poética. El amor lleva al total desastre
de la uniformidad a los poetas gay,
a los poetas pansexuales y bisiestos,
y a las poetas y poetrices feministas, fementidas o veraces;
a los obsesionados con el género
y a los degenerados por igual, y a los perversos polimorfos:
y hasta los fetichistas de los pies
del verso capitulan a las plantas del amor,
que no distingue ideología,
programa ni poética. A los vates de la torre de marfil
los precipita del penthouse ebúrneo
directo a planta baja. A los apóstoles del Zeitgeist, que proclaman sin empacho que la lírica está muerta,
les permite insistir en el error y en sus prolijas parrafadas. Les produce una hemorragia palatal
a los que comban parcos aforismos diagonales,
a los herméticos de lata, a los que envasan
sus versos al vacío, a los falsarios del silencio,
y a los que fraguan haikus castellanos
al itálico modo. A los puristas de la voz les corta en seco
su dulce lamentar, y a los maniáticos del ritmo
les quiebra las falanges, y estropea
el íntimo metrónomo que llevan junto al corazón
para marcar el paso de sus versos. Les compone el sensorio
a los videntes y malditos y demás
rebeldes e insurrectos sin razón ni causa
poética, y les cura el desarreglo razonado
de todos los sentidos. Desaloja de su noche oscura
a los que piden luz para el poema
en las cavernas del sentido, y los devuelve sin escalas
a la trasnoche de la carne literal. Lo que el amor
les hace a los poetas, con paciencia y mansedumbre,
mientras las mariposas lentamente les ulceran el estómago
y el páncreas poco a poco deja de funcionar,
es harto inconveniente. A los que buscan con ahínco
y precisión de cirujano la palabra justa les arruina
el pulso, y en lugar de dar la vida, la aniquilan en su afán.
Y a los que con ardor y devoción persiguen
un absoluto en el poema, como un grial
todo de luz, tirante, diáfana y febril,
les nubla las certezas, y el deseo mismo
de saciar su ansiedad. Lo que el amor
les hace a los poetas, inadvertidamente,
mientras cosen y cantan y se atoran de perdices, es agudo, terminal
y fulminante. Es un torrente arrollador
de prosa, que espolea y multiplica, en progresión exponencial,
a los zopencos y palurdos de la poesía:
a los que cortan sin razón sus versos diminutos;
a los jinetes compulsivos;
a los diseñadores tipográficos del verso;
a los que quiebran la sintaxis sin saber
torcerla; a los que escarban en el éter a la busca de inauditos neologismos inaudibles;
a los modernos sin pretexto; a los que creen descubrir
la pólvora en sus versos balbucientes;
a los contestatarios automáticos y a los porno-poetas;
a los que sueltan grandes nombres por la densa
fronda de sus poemas, como Hansel y Gretel arrojaban
migas; a los que impostan en su voz
vacante los mohines de una infancia lobotomizada;
a los poetas bellos y felices, caprichosos;
a las tribus urbanas y los groupies de la poesía pubescente;
a los poetas pop y los rockstars del verso; a los videopoetas y performers;
a los ovni-poetas, voladores o rastreros, identificados;
a los objetivistas sin objeto
ni vista; a los que exigen que el poema
se vista de mendigo; a los filósofos poetas;
y a los cultores convencidos
de la “prosa poética”. El amor,
que mueve el sol y a los demás poetas,
los lleva hasta el postrero paroxismo: los convierte
en tierra, en humo, en sombra, en polvo, etcétera:
en polvo enamorado.
Y si resulta todavía que entre ellos
se aman amorosos los poetas pares,
felices en su amor solar sin escansión,
como si fueran en verdad el uno para el otro
un agujero negro de opiniones nebulosas,
tácitas palmaditas en la espalda y comentarios al pasar,
enanos, enfriándose, se absorben entre sí 

y desaparecen

esta vaina…. Yisus ésto es como cuando me dicen que fume ganja porque es chévere

Estoy a punto de darte la más grande limpia de colon de toda tu vida, porque el artículo de la Srta. Banal es pura PENDEJADA. Coger por el culo es lo mejor, porque la destrucción, degradación y el sufrimiento son DIVERTIDOS. Intentaré desarrollar más sobre esta simple verdad en los siguientes párrafos. Si hago mi trabajo bien, para cuando termines de leer esto estarás metiéndote el dedito por el culo y planeando cómo rellenar tu agujerito con más cosas divertidas.

PENSAR CON TU ANO
Es obvio que el sexo anal es una mala idea. Por eso es tan genial. Para las chicas, el sexo anal siempre va acompañado de un implícito “no”. Ésa es la primera lección de vida que hemos aprendido: “Mi ano expulsa cosas, no debo meter cosas ahí”. Buena chica. Pero parte de la emoción fundamental es retar a la fisiología. El sexo anal es divertido por la misma razón por la que es divertido orinarte en una patrulla, o quemar una iglesia; sólo que en este caso, y esto es importante, la única autoridad contra la que te estás rebelando es la tuya. Esto es algo de otro nivel. Es como condensar seis meses de terapia y “entrar en contacto contigo misma” en 20 minutos. Y, a diferencia de quemar una iglesia, puedes conservar tu trabajo y seguir siendo un adulto funcional dentro de la sociedad.

TIENES QUE QUERERLO
No puedes hacerlo como un estúpido experimento para reencender la llama de tu relación. Supongo que puedes hacerlo, pero entonces terminarás pensando: “Vaya, esto se siente muy desagradable. Espero no contraer una infección urinaria”. Ese no es el espíritu anal. El deseo tiene que venir de una profunda necesidad de sentirte degradada, y esto algo que tienes que expresar con tu lenguaje corporal. NO es un pacto diplomático, nada de “Está bien, cariño, puedes hacerme eso las veces que quieras siempre y cuando vengas a la boda de mi prima”. (¡Qué asco! ¿En serio hay personas que tienen este tipo de negociaciones?) Creo que hay un momento y un lugar para el sexo anal, y sabrás cuando llegue ese momento; él te lo dirá. (Es broma). (Bueno, no).

EL DESGARRE ANAL TE DA CARACTER
Sí, me ha sangrado el ano durante semanas (no constantemente, eso sería enfermo) y déjame decirte una cosa: no lo cambiaría por nada en el mundo. De hecho, estoy convencida que los desgarres anales te ayudan a tener un mejor entendimiento del mundo, porque, ¿adivina qué? La vida se trata de lidiar con cosas con las que preferirías no tener que lidiar, como sangrar de ese orificio. Pasas días sin comer porque no quieres cagar, porque no quieres reabrir esa herida que esperas esté sanando correctamente, pero eventualmente te recuperas y tienes dos opciones: a) quieres repetir la experiencia, o b) tomas precauciones.

ROBAXIN
Me topé con los relajantes musculares por accidente. Un día, un chico metió su pene sin problema alguno por mi ano y me quedé pensando: “¿Qué? ¿Creí que esto debía doler?” Después seguí mi vida como si nada, asumiendo que tenía un esfínter particularmente relajado. Me tomó algún tiempo darme cuenta que la fluidez con la que habíamos llevado a cabo aquella transacción se debía al hecho de que había estado consumiendo relajantes musculares todos los días (no importa por qué). El lubricante anal es una mentira.

CAGAS SEMEN
¿Cómo puede esto no ser gracioso? Durante un milisegundo, te sientes orgullosa de estar secretando el líquido de la creación de tu cuerpo, hasta que recuerdas que está saliendo por un ducto de mierda. La imagen es tan bizarra y retorcida que es como un proyecto de arte sobre la recontextualización. O literatura feminista. “CAGANDO SEMEN: El amanecer del matriarcado”.

DEGRADACIÓN VOLUNTARIA
No, nadie abusó de mí cuando era niña. No, mi papá no me golpeó ni me abandonó. ¿Por qué es tan difícil creer que a una chica le GUSTA coger? Estamos hechas para eso. Estamos hechas para recibir pitos. Eso es lo que hacemos. No me hace inferior ni me vuelve impotente, me hace feliz. Antes de darme cuenta que me gusta que me traten con las patas, lo único que hacía era juntar pitos con vagina. Qué aburrida. Empieza con un acto de caballería y termina con un débil y triste orgasmo unos minutos después. ¡No tiene por qué ser así!

TODO SALDRÁ BIEN
Lo peor que te puede pasar es que te perforen el ano. ¡Pff! Igual que con el sexo vaginal, se siente extraño al principio. Es cuestión de acostumbrarse.

Mary Ann, nena, eres cuadrada al cubo.

@karacrabb

 

 

Ok..ok

Cabe destacar que me topé con éste artículo a travez de un puberto en mi Fb.

Quise leer éstas palabras de alguna femina que muestre el otro lado de la moneda porque no soy partidaria de este tipo de cosas con mi cuerpo.

Lamentandolo mucho mis niveles de morbo no son tan altos, y mi sexualidad no depende del grado de ocio y de esa inclinación a “romper las barreras” cuadradas de las mujeres.

Adoro ser mujer, adoro mi cuerpo y como se pone cuando me acuesto con un hombre. Me encanta es juego previo, y lo que sigue y como termina y como vuelve a comenzar. me encanta. Y me he topado en un par de casos con ésto de “dar el culo” por curiosidad, porque si tanto lo gozan los hombres tal vez yo podria gozarlo tambien. Pero no fué así y a pesar de haberlo intentado en más de una ocasion pues…no, no funciona, me desaparece la líbido, la emocion, las ganas y el buen humor. Una mierda, tal cual como lo que sale del culo. -_-

Le respeto sus razones. Soy mujer y emi anatomia esta para coger rico tambien, pero es lo que a mi me gusta, lo que disfruto…

Mi culo no es ningun plus. Lamentandolo mucho por aquellos que adoren ésto, YO personalmente no soy de las que tiene eso en su repertorio sexual. Dichosamente para el resto, siempre hay muchas mujeres que aprueban y disfrutan de esta practica, la alaban y dan sus motivos con orgullo. (bravo por ellas)

Pero difiero enormemente de eso “Lo peor que te puede pasar es que te perforen el ano. ¡Pff! Igual que con el sexo vaginal, se siente extraño al principio. Es cuestión de acostumbrarse.” Todo iba hermoso porque es una mujer que esta a gusto con su sexualidad y sus orificios. Pero ésto no aplica en absoluto. Ella es ella. ese culo puede hacerlo un tambor como lo desee, pero eso no aplica para el resto. Entonces, los hombres que ya vienen mal de fabrica con lo terco y ladillamente insistentes, sienten un RESPALDO por el lado de las feminas, y no solo eso,sino por los motivos que ella expresa acá.

Nada mas tener que lidiar con un cretino que me pida el culo lo hace inutil para mi en la cama. Lo minimo que podria hacer es, llevar un dildo extra conmigo, y meterselo a el por el culo y dejarselo sangrando por semanas a ver si se acostumbra (y no me parece viable porque los hombres biologicamente hablando SI sienten placer por ese medio) asi que seria una maldita arma de doble filo.

Entre gustos y colores…..

Ese no entra en mis gustos, a pesar de haber visto los colores -_- nada más que decir.

fuck it!

quejas, quejas, quejas

Ya me da flojera pasar por aca, pero con algo debo cuestionarme la cuestion que soy -_-

Ser receptiva comienza a ser aburridisimo. No me da nada de nota esto de “conocer gente”. A veces solo quiero salir y despejarme, tener una buena conversacion con buenos tragos y buen ambiente. Solo quiero relajarme y comienzan los ataques pasivo-agresivos de hombres que no entienden aun despues de marcar el siglo 21 que parece puberto, donde ya el NO SIGNIFICA UN JODIDO NO!

Los mas jovenes porque son toooorpes y predecibles, el exceso de energia me aturde y verlos reventarse contra una pared ya es predecible y poco interesante (no, no quiero ser la madre de la relacion), los contemporaneos aun estan viendo quien diablos son, lo que quieren hacer, y con el lema de “en un futuro hare tal o cual cosa” pero no veo q muevan el culo para llegar a eso, asi que los descarto sin detenerme mucho en nada. Luego estan los peores, los fulanos maduritos despues de los 30s que aun no sueltan el JARCOREO de los 20s, en donde sienten que ser adultos es dejar de vivir, divertirse y sentirse plenos. TODO es un miedo y por ende TODO es ser posesivos, lo que ellos digan, porque ellos dicen, para lo que quieren, bla bla bla -__- el pavor a quienes les gusta trabajar y tener sus vainas y tener en miras una meta que se esta guisando en el camino. Todo porque no son el puto centro de atencion, o la prioridad entre prioridades “vas a morir devorada por gatos”  -_- prefiero eso que morir devorada por tus pelotudeces de mierda cretino mediocre.

 

Yiss! es un fastidio. !!!!

 

 

 

llorar

Instrucciones para llorar de Julio Cortázar.

Dejando de lado los motivos, atengámonos a la manera correcta de llorar, entendiendo por esto un llanto que no ingrese en el escándalo, ni que insulte a la sonrisa con su paralela y torpe semejanza. El llanto medio u ordinario consiste en una contracción general del rostro y un sonido espasmódico acompañado de lágrimas y mocos, estos últimos al final, pues el llanto se acaba en el momento en que uno se suena enérgicamente. Para llorar, dirija la imaginación hacia usted mismo, y si esto le resulta imposible por haber contraído el hábito de creer en el mundo exterior, piense en un pato cubierto de hormigas o en esos golfos del estrecho de Magallanes en los que no entra nadie, nunca. Llegado el llanto, se tapará con decoro el rostro usando ambas manos con la palma hacia adentro. Los niños llorarán con la manga del saco contra la cara, y de preferencia en un rincón del cuarto. Duración media del llanto, tres minutos.